Amsterdam impone nuevas regulaciones en el Barrio Rojo, uno de los lugares más turísticos del país, permitiendo la prostitución regulada. Para recibir clientes hasta las seis de la mañana, los burdeles ahora deben cerrar tres horas antes.

Ver Más noticias…

Entradas similares