Con la llegada del periodo de presentación de la declaración de pensión llega un tiempo de incertidumbres para muchos españoles que ven con temor cómo sus gastos de los próximos meses se pueden ver tambaleados por un gasto inesperado a Hacienda o, por el contrario, una sorpresa agradable de mantener un ingreso sus cuentas corrientes que pueden suponer un alivio .

Aunque la declaración fija en los datos fiscales del año anterior, lo cierto es que algunos pasos pueden ser cruciales para tener un resultado en la declaración lo menos malo posible y para que el importar el mar final más favorable. Estos son algunos de los trucos que se pueden tratar de llevar a cabo antes de presentar el borrador:

Uno de ellos es que los contribuyentes que no tienen la obligación de hacerlo porque no llegan a los límites obligatorios presenten su declaración. Por lo general, estos perfiles suelen esquivar estos trámites, por lo que un menudo se considera un engorro. Sin embargo, es posible que algunos de ellos se vean beneficiados por las retenciones sufridas. Por ello, es altamente aconsejable consultar el borrador para ver cuál es el resultado fiscal.

Otros cambios personales

Una de las dudas iniciales que surgen a muchos contribuyentes atañe a la oportunidad de realizar declaraciones individuales o conjuntas especialmente, si el implicado ha contraído casamiento en el año anterior. Generalmente, si los dos miembros de la pareja trabajan por cuenta ajena y tienen sus ingresos, lo mejor suele ser optar por la declaración individual.

Igualmente, hay que revisar los cambios en la situación personal del contribuyente, y que la de un Buenos dias un matrimonio o un cambio de domicilio pueden suponer algún tipo de ahorro fiscal. En caso de detectar que la situación no está actualizada lo primero es solicitar la modificación de los datos personales.

A nivel de vivienda, hay que mirar al detalle sobre el domicilio habitual, que es, según la normativa, aquel en el que el implicado ha vivido al menos 183 de los 365 días del año. De no cumplirse, debe efectuarse un cambio de domicilio en los datos personales. Igualmente, deben tener en cuenta su casuística los ciudadanos vascos y navarros, cuyas administraciones locales tienen distintas deducciones por vivienda habitual.

Además, cuando hay un bolsa de trabajo pueden darse cuenta de situaciones que merezcan un análisis detallado previo. Si entre servicios y prestaciones no se llegan a los 15.000 euros anuales no hace falta presentar la declaración y es aconsejable porque si se acumulan varias rentas el afectado suele acabar provocando que se tribute a tipos superiores.

En este caso, además, es posible que el trabajo nuevo implica un cambio en el domicilio habitual, lo que se conoce como movilidad geográfica. En estos casos, existe una reducción por movilidad geográfica del 100% de los rendimientos del puesto de trabajo.

Además, colaborar con entidades sin ánimo de lucro, como ONG’s y otras causas solidarias, también tiene sus beneficios tax. Sí que Hacienda suele devolver buena parte del dinero aportado, siempre que den más de 150 euros anuales.

Otros supuestos que pueden ser beneficiosos tienen que ver con los aviones de pensiones. Las aportaciones a estos productos de ahorro permiten reducir la base general del IRPF, donde acaba fomentando que el resultado a devolver sea mayor. Por otro lado, también hay productos de inversión que tienen ventajas fiscales, por lo que es aconsejable consultar los detalles de las alternativas bancarias antes de activar alguna de ellas para poder obtener beneficios en la declaración.

Ver Más noticias…

Entradas similares