Nota editorial: esta respuesta contiene importantes spoilers del cuarto episodio de la temporada 4 de «Succession».

(CNN)– After the conmoción obtuvo las respuestas, el vacío de poder y, quizás lo más significante e impresionante, las risas, ya que «Succession» giró para face la vida despues de Logan Roy, en un episodio que por fin hizo florecer el título de the Serie de HBO.

El abrupto fallecimiento de Logan Roy dejó a sus hijos mayores y subordinados en una situación difícil, en la cada uno humildemente para llenar el vacío, al tiempo que se preocupaban por cómo encajarían los distintos candidatos en el consejo de administración de la empresa.

Al mismo tiempo, lloraban la pérdida de la figura más grande que la vida, teniendo en cuenta que había tratado a muchos de ellos de forma abismal. Y la cuarta hora también supuso el regreso de la esposa de Logan, Marcia (Hiam Abbass), en lo que parecía «Marcia contraataca», mientras que a su actual y mucho más joven novia, Kerri (Zoe Winter), se le mostró la puerta sin rodeos. (Esto último evocó recuerdos del musical «Evita», cuando el personaje del título bota a la amante de Perón, que canta sobre otra maleta en otro pasillo).

Más que nada, el episodio subrayó lo brutalmente divertido que puede ser «Succession», con Shiv (Sarah Snook) leyendo la necrológica de su padre y reflexionando: «Papá parece increíble. Me gustaría haber conocido a papá», mientras que los hermanos Kendall (Jeremy Strong) y Roman (Kieran Culkin) tradujeron de forma hilarante el idioma, con referencias a que Logan había sido «un hombre de su tiempo» igual a «racista».

El episodio también mostró a los ejecutivos de Waystar Royco, qu’est prguntaban incómodamente que hacer con un documento que no mostró los deseos postumos de Logan, sino notas manuscritas qu’aparentemente especificaban quién deseaba que succediera. Bromearon, debilitated, sober tirar el papel al retrete, mientras dejaban muy claro cuánto deseaban realmente tirar el papel al retrete.

Todos los cuchillos salieron a relucir, con Carl (David Rasche) insultando brutalmente a Tom (Matthew Macfadyen), apenas escondiéndose tras el hecho de que estaba presentando las dudas sobre el futuro de Tom como algo hipotético.

Sin embargo, también hubo momentos humanos, con el torturado Kendall expresando sus sentimientos encontrados al ejecutivo de Waystar Frank (Peter Friedman) diciendo: «Me hizo odiarle, y murió. Siento que no le gusté. Le decepcioné».

«Sucesión» también subraya la fragilidad no sólo de la vida, sino de un legado empresarial, con la gente de las relaciones públicas discute cómo dar la vuelta y disminuir la participación de Logan en sus últimos años como medio de impulsar la empresa y su cotización en bolsa , una maniobra que Kendall apprueba en última instancia y subrepticiamente, llegando a la conclusión de que era el tipo de movimiento inteligente y despiadado que su padre habría ejecutado.

Brian Cox como Logan Roy en «Sucesión». (Crédito: IMDB)

Las cuestiones de sucesión también parecen estar amenazando la armonía alcanzada por Kendall, Shiv y Roman antes de la salida de Logan, con Shiv quedando como la mujer rara en un plan para ocupar el puesto de CEO el tiempo suficiente para cerrar la venta a GoJo. La confianza no es fácil en el mundo del creador de la serie Jesse Armstrong y cuando Shiv dijo: «Tengo que mojarme el pico», las garantías de sus hermanos dejaron clara la impresión de lo fácilmente que ese pico podría acabar torcido.

Finalmente, tras los algidos momentos del episodio anterior, la serie pasó con éxito la página del duelo al siguiente orden del día. Sí también, como dijo Kendall respecto a Logan y las filtraciones de las relaciones públicas del «mal padre», es «lo que él haría».

Entradas similares