La movilización social contra la reforma de las pensiones puede estar perdiendo fuelle al punto de tranquilizar al campo presidencial, los reveses se acumulan, en paralelo, en la Asamblea Nacional. Frente a la oposición que aún se enfureció por el uso del artículo 49, párrafo 3 de la Constitución para aprobar sin votación la «madre de las reformas», el ejecutivo sufrió varios reveses parlamentarios a lo largo de la semana. Señales que vienen a desdibujar un poco más las relaciones entre un Ejecutivo debilitado y un Parlamento desorientado en la era de la mayoría relativa.

Unas horas antes del dictamen del Consejo Constitucional sobre la tan discutida reforma, llegaba la última alerta del grupo presidencial Renacimiento. Cuatro diputadas del micropartido de sensibilidad de izquierda en común, Barbara Pompili (Somme), Cécile Rilhac (Val-d’Oise), Stella Dupont (Maine-et-Loire) y Mireille Clapot (Drôme), se han convertido «relacionado» al grupo Renacimiento, según el diario oficial, jueves 13 de abril. Hasta entonces miembros de pleno derecho del grupo macronista de 170 diputados reformados, estos electos críticos de las pensiones de jubilación buscaban, desde enero, distanciarse de la formación presidencial. “A través de este acto afirmamos la especificidad de la palabra que lleva nuestro partido en común manteniendo nuestra pertenencia a la mayoría”, defendió mA mí Pompil.

Descifrado: Artículo reservado para nuestros suscriptores Tras la reforma de las pensiones, los macronistas en busca de una mayoría que no encuentra en la Asamblea

Pero para Emmanuel Macron, el golpe más duro sin duda llegó el miércoles con el rechazo a su candidato a jefe de la Agencia de Medio Ambiente y Gestión de la Energía (Ademe), Boris Ravignon. El nombramiento del alcalde de Les Républicains (LR) de Charleville-Mézières fue rechazado en las comisiones de desarrollo sostenible de la Asamblea Nacional y el Senado por cincuenta y siete parlamentarios contra treinta y dos, es decir, más de las tres quintas partes necesarias para oponerse a un nombramiento , en virtud del artículo 13 de la Constitución. Es la primera vez desde la reforma constitucional de 2008, que estableció este procedimiento, que un candidato propuesto por el Elíseo es desestimado por el Parlamento.

Tensión de oposiciones

En una primera votación, en diciembre de 2022, la candidatura del Sr. Ravignon había sido validada por un estrecho margen, la mayoría de los parlamentarios había votado en contra sin alcanzar, sin embargo, la cuota de tres quintos. El concejal luego se convirtió en presidente interino de la agencia. Pero tras la renovación del consejo de administración de Ademe, el pasado 14 de febrero, y el fin oficial del mandato de su antecesor, Arnaud Leroy, era necesaria una nueva votación en el Parlamento para reconfirmar su nombramiento. Un doble examen en pocos meses que irritó a la oposición.

Te queda el 63,89% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.

Entradas similares