El Día Mundial del Niño, que se celebra el 20 de noviembre, es una ocasión importante para fomentar, difundir y salvaguardar los derechos de los niños a nivel global. Su objetivo principal es recordar a los gobiernos y a la sociedad en su conjunto la importante responsabilidad de cuidar y proteger el bienestar de los niños.

Asimismo, esta jornada brinda la oportunidad de visibilizar los desafíos y dificultades que los niños enfrentan en la actualidad, tales como la pobreza, la malnutrición, la violencia y la falta de igualdad de oportunidades.

Preocupado por la integridad y los derechos de los niños, y trabajando en colaboración con UNICEF, el MET realizó una serie de actividades para crear conciencia sobre la importancia de este día.

El trabajo del MET durante el Día Mundial del Niño

Según los estudios de UNICEF, casi el 70% de los niños que viven en países de bajo y mediano ingreso no saben leer y no tienen acceso a buenas fuentes, lo que termina por frustrar su crecimiento pleno. Estas desigualdades inciden directamente en los niveles de discriminación. Es por esta razón que el estado de la educación y el brindar oportunidades iguales es uno de los temas de mayor importancia a tratar durante esta fecha.

Desde el MET, se enfatizó el tópico de la desigualdad proponiendo conversaciones acerca de: “¿Cómo reducir la desigualdad en la educación?”. Para ello, se hicieron entrevistas a distintos alumnos de diversas edades y años escolares para que dieran su opinión acerca del tema.

Un ejemplo es que los estudiantes de undécimo grado opinan que existen formas en las que ellos pueden contribuir a reducir estas desigualdades. Algunas de las ideas mencionadas incluyen ser voluntarios en escuelas locales y participar activamente en proyectos que promuevan el desarrollo social. Además, sugieren crear conciencia en la comunidad y en las escuelas acerca de la pobreza, la falta de acceso a servicios médicos y la distribución injusta de recursos.

Un ejemplo es que los estudiantes de undécimo grado opinan que existen formas en las que ellos pueden contribuir a reducir estas desigualdades. Algunas de las ideas mencionadas incluyen ser voluntarios en escuelas locales y participar activamente en proyectos que promuevan el desarrollo social. Además, sugieren crear conciencia en la comunidad y en las escuelas acerca de la pobreza, la falta de acceso a servicios médicos y la distribución injusta de recursos.

Los estudiantes de cuarto grado sostienen la creencia de que la igualdad en la educación no debe estar condicionada por ningún tipo de discriminación, y que las oportunidades deben basarse en las habilidades y conocimientos de cada individuo. Dentro del aula, consideran importante ser inclusivos, tratar a todos por igual y no prestar atención a aspectos insignificantes como el origen o el género de cada persona.

Además de buscar la excelencia académica, en el MET se valora en gran medida la participación activa de los estudiantes en la comunidad. Esto les brinda la oportunidad de convertirse en ciudadanos globales, responsables y capaces de tener un impacto positivo en la vida de las personas.

 

Asociación del MET con UNICEF para una sociedad más justa

La desigualdad y la discriminación son problemas que requieren esfuerzo y tiempo para combatir. El MET, en su asociación con UNICEF, asegura que el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño están incorporados en los planes de estudios del colegio.

Independientemente de la calidad de la educación recibida, una persona no puede considerarse completamente educada si no es consciente ni reconoce las injusticias que existen. En el MET, se fomenta el compromiso de los estudiantes para impulsar cambios significativos en la comunidad, siendo este uno de los valores fundamentales en su formación.

Mediante este tipo de iniciativas, el colegio busca inspirar y fomentar la colaboración de sus estudiantes con la sociedad, con el objetivo de formar en ellos a dignos representantes del futuro.

Entradas similares