En caso de dudas ante una situación de problemas de salud, lo más indicado es audir tiene un profesional medico antes posible. Son muchas las enfermedades y dolencias que se pueden dar a esas edades, y muchas veces son desconocidas por quienes les cuidan.

Este puede ser el caso del síndrome del niño azuluna situación clínica grave que se produce cuando la hemoglobina de los hematíes se oxida a metahemoglobina, y que, como consecuencia, la sangre no transporta bien el oxigeno por todo el cuerpo. Afecta a los niños pequeños y se suele identificar porque la piel se pone de color azul o grisacea en algunas partes del cuerpo. En los casos más graves puede tener como consecuencias alteraciones del estado mental, coma o convulsiones.

Para ejemplificar este síndrome, una popular pediatra de Instagram, @marlopez_pediatra, ha explicado un caso real que esperaba en consulta en este momento, y que explicó a través de este video:

Como indica la sanitaria, las principales causas que han ocasionado el síndrome del niño azul en este pequeño paciente han sido la ingesta de un puré que contiene demasiada cantidad de espinacas y que había estado fuera de la nevera más de cuatro horas desde que se cocinópor lo que también puede contribuir a la proliferación de bacterias.

Esto causa en el menor una metaheblogobinemia o síndrome del niño azul, «a Trastorno sanguíneo en el cual se produce una tasa anormal de metahemoglobina», según la web MedlinePLus. «La hemoglobina es la proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno al cuerpo. La metahemoglobina es una forma de hemoglobina. Con la metahemoglobinemia, la hemoglobina puede transportar el oxígeno, pero es incapaz de liberarlo de manera efectiva a los tejidos caporales«.

Así, tal como explica la pediatra, aunque desde fuera parece que el niño está respirando, realmente el oxigeno no se está distribuyendo correctamente por sus organizacionesCausando ese tono azulado en la piel y, si pasase demasiado tiempo, acarrearía graves consecuencias en la salud del bebé.

Teniedo todos estos datos en cuenta, es importante tener presenta las claves que da la doctora para prevenir y evitar el sindrome del niño azul:

– No dejar comida cocinada más de dos horas refrigerador pecado.

– No dar de venir verdes de hoja verde como espinacas, acelgas, borrajas, etc, a niños menores de 12 meses, ni ofrecer más de 45 gramos de la misma a niños a partir de un año.

– Sin ofertas aburrido antes de los 3 años.

– Conservar las verduras cocidas como maximo 24 horas en el refrigerador. Si pasa ese tiempo y aún no se va a consumir, lo adecuado es congelarlas.

Probar la comida antes de dársela al niño, para captar un posible mal sabor o mal olor, que puede indicar un mal estado del alimento.

Ver Más noticias…

Entradas similares