Valencia 1 Rayo Vallecano 1

Actualizado

El equipo de Baraja apagó a sus rivales en la segunda parte pero no pudo culminar la remontada. Kluivert igualó de penalti el primer gol de Comesaña

Justin Kluivert, presionado por dos jugadores del Rayo.K. FÖSTERLINGCUAL
  • Calle Así fue el Valencia-Rayo

Ir Valencia de Una baraja de cartas nunca se le había visto temblar pero ni siquiera recuperarse. Llegó a mostrar ambos ante un Rayo vallecano que tenía claro lo que tenía que hacer para que Mestalla perdiera la esperanza y al mismo tiempo no pudiera acabar con su poderío. Poco a poco el punto de los valencianistas supo, ya sabía que la guerra eterna duraría mucho tiempo. [Narración y estadística]

Para una guerra diferente, europea, llegaron a Valencia los de Iraola. Necesitaron tres puntos para romper la racha de seis derrotas consecutivas y estuvieron eléctricos desde el principio. Con una intensa presión bloquearon al Valencia en su área hasta conseguir la recompensa. Nueve minutos tardó Álvaro en meter un centro al hueco entre los centrales que Comesaña esperaba en el área penal. La primera tarea, desmoralizar a Mestalla, la dieron por cumplida.

Valencia se enfrentaba a su propia realidad. Persiguió la pelota como una sombra. Los tres que mandó Baraja no funcionaron. Nicodespacio, guillermo transferido y Almeida tratando de encontrar una manera de entregarlo Lino aún kluivert para iniciar una rebelión. y arriba un Cavani un personaje secundario, muy débil. Solo ataques gayá Perturbó a Lehadima, como ese centro kluivert Remató el juego de poste o de espolón buscando al uruguayo en el partido más torcido de la región. Poco a poco los valencianistas fueron despertando, pero no se notaba la frescura mental que les inquietaba, y los vallecanos se aferraron a su ventaja con dos tiros lejanos. es palazón.

Revolución tras el descanso

Desde el fondo de la tabla todo cuesta mucho, pero Baraja debería haberles recordado en el descanso lo que tenían que perder, porque su equipo jugó los minutos de ambos son 45 como si fueran sumados.

El Rayo tuvo que sufrir cuando el banquillo local lo torció todo en ataque con castillejo y Hugo duro. El Valencia enloquecía y todo el estadio intentaba rematar cada centro de Gayà, vitoreando las cabalgatas de Kluivert y los remates de Castillejo y Lino. Pero no había forma de vencer a Dimitrievski. Lluvia, suerte y hasta el VAR, que primero tuvo que aparecer para fijar el penalti que no hubo contra Diakhaby sobre Figueroa Vázquez y avisarle la mano de baliu En el lugar.

La oportunidad más obvia, Kluivert no la perdonó. El Valencia no se conformó con el balance del partido que consiguió reducir a territorio vallecana, pero no pudo remontar. Es por eso que thai sabe poco.

Según los métodos de

El proyecto de confianza

Saber más



Ver Más noticias…

Entradas similares