Los inversores vuelven a respaldar este viernes a la empresa tras decidir ayer su salida de España por la mayoría aplastante

Ignacio madridejos, consejero delegado de Ferrovial, y Rafael del Pino, presidente AFP

Antonio Ramírez Cerezo

La decisión de la junta de acionistas de Ferrovial de trasladar la sede de la empresa a Países Bajos no se cobra ningún castigo en los mercados a pesar de las reiteradas amenazas del Gobierno. Más bien lo contrario. Al comienzo de la jornada bursátil la empresa vio crecer sus títulos un 0,42%, hasta los 27,50 euros. A esta hora del viernes, la acción de la constructora sufrió un 0,22% a 27,47 euros. Muy cerca de los 27,57 euros que marcan el máximo anual que el valor del capital de la compañía obtuvo en febrero.

Los inversores vuelven así a mostrar el respaldo a la junta de accionistas mantenido ayer por la empresa. Ayer sus títulos crecieron cerca de un 1% (0.92%), después de que los inversores decidieran por aplastante mayoría que la constructora emprendiera el camino hacia paises bajos. Un 93,3% de los accionistas presentes o representados en el acto (el quórum fue del 77,7%), votaron a favor del traslado de la empresa.

Ahora queda solo dilucidar que decisión tomarán los accionistas contrarios a la reubicación. Votó en contra el 5,83% del capital social de la compañía. De este porcentaje un 4,25% propiedad de Leopoldo del Pino, hermano del presidente Rafael del Pino. Accionista que en principio no se acogerá al derecho de separación que podría frenar la salida (el umbral es de 500 millones y los títulos de Leopoldo del Pino casi duplicar esa cantidad) por lo que todo indica que no habrá sorpresas y Ferrovial saldrá de España.

El atractivo precio de la acción actual también contrarresta el efecto que pueda tener sobre los inversores díscolos el tomar el camino del derecho de separación. Este esta marcado en un pago de 26 euros por acción, valor mucho menor al que cotiza en estos momentos la empresa.


Ver Más noticias…

Entradas similares