La dificultad de los compradores para obtener una hipoteca de su banco ahora se ve claramente en las cifras de la Banque de France. Según la institución, la producción de nuevos préstamos para vivienda cayó hasta los 14.600 millones de euros en febrero, frente a los 18.500 millones cinco meses antes, en octubre de 2022. Tanto es así que a Bercy le preocupa ahora el difícil acceso a la propiedad, mediante el endeudamiento.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Inmobiliaria: el pabellón, un sueño que llega a su fin

Por lo tanto, el Ministerio de Finanzas tiene la intención de garantizar que las normas actuales, establecidas cuando el mercado inmobiliario se estaba sobrecalentando, y que tenían como objetivo proteger al prestatario contra el sobreendeudamiento, “no se convierta en un obstáculo para el acceso al crédito”indica Bercy, confirmando información de ecos Martes 4 de abril.

Desde 1oh enero de 2022, los bancos franceses deben cumplir con las normas, restricciones, definidas por el Consejo Superior para la Estabilidad Financiera (HCSF) que limitan la duración de los préstamos para vivienda a veinticinco años (con una tolerancia de dos años o más en algunos casos) y el peso de la devolución (los gastos de endeudamiento en relación con los ingresos del prestatario no deben superar el 35%).

No obstante, los establecimientos tienen la posibilidad de hacer excepciones a estos criterios, para el 20% de los préstamos, siempre que estas eventualidades se refieran esencialmente a la adquisición de una vivienda habitual y tengan por objeto, en un tercio de los casos, apoyar a los primeros compradores. “Estas dos últimas limitaciones coinciden”dice un ejecutivo bancario. «En el contexto de las tasas de interés actuales, estos criterios dan demasiado espacio a los compradores primerizos, que a menudo no tienen suficientes ahorros para obtener un préstamo, y no dan suficiente espacio a los inversores de alquiler».estima Maël Bernier, portavoz del cortesano Meilleurtaux.

La subida de tipos en cuestión

Asimismo, a petición de Bruno Le Maire, Ministro de Economía, «Se está llevando a cabo un trabajo de evaluación en conjunto con la Banque de France, el HCSF y todos los actores involucrados», dijo Bercy, al día siguiente de una reunión con la Federación Bancaria Francesa. Los cambios podrían anunciarse en junio, en la próxima reunión del HCSF.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Al alza, las tasas hipotecarias ponen en problemas a los prestatarios

En Bercy, cabe señalar, sin embargo, que «La disminución de la distribución del crédito se explica sobre todo por la subida de los tipos de interés». Los bancos se refinancian hoy a tipos elevados en los mercados y no siempre consiguen preservar su margen, aplicando un tipo de crédito suficientemente alto a sus clientes, protegidos por tasas de usura aún bajas. “Esto es lo que pasa cuando recibes un golpe forzado de 300 puntos básicos en menos de un año”resume un banquero.

Le queda por leer el 11,12% de este artículo. Lo siguiente es solo para suscriptores.

Ver Más noticias…

Entradas similares