Actualizado

El técnico del Betis, en un vídeo publicado en redes sociales, asegura que al final de la temporada pondrá fin a su carrera deportiva tras más de 20 años de vida activa.

Eso es lo que mejor dice Joaquín Sánchez como jugador del Betis/Vídeo: El mundo
  • Copa del Rey La copa con la que soñó el cuarentón Joaquín
  • espacio Joaquín: el menor de ocho hermanos, su relación con Lopera es desordenada y un mánager infiel.

Torear es engañar al toro, no engañarlo. Para burlarse de él, no para burlarse de él, escribió jose bergaman. Joaquín Sánchez Rodríguez tenía un cubrebotas. Quien dice hierba es albero. En su corazón, un pañuelo en el cielo. El extremo del Oporto se despide del fútbol. La vida futbolística es tan sencilla como los niños en su verano. Real Betis, Valencia, Málaga, Fiorentina y vuelven a casa al Verdiblanco. Tres copas del Rey. 615 partidos en Liga. 41 años de un carácter único. El extremo anunció este miércoles su marcha al final de la temporada en un vídeo en el que decía: «Intenté hacer arte con mi balón».

El 26 de agosto de 2001, en Juande Ramos desde el banquillo debutó con el primer equipo. Era La Rosaleda. Su equipo perdió 3-2. Él empezó. Prats, Denilson, Él y Gastón Casas ellos estaban ahí. Casi dos semanas después, llegó su primer gol, ante el Espanyol. Las discotecas eran ruidosas dile que lo amo de David Civera. La gasolina súper desapareció de las estaciones de servicio. Michael Schumacher acababa de ganar su cuarto campeonato mundial.

El joven delantero era, ante todo, un regateador. Desvergonzado. Enfrentó, eliminó al oponente y enfocó. Un clásico del fútbol. Tobilleras llenas y fe en quien las golpeó. 112 goles 102 asistencias. Jugando más de cincuenta mil minutos. El juego en el sentido más estricto. Un juego de sonrisas infinitas.. Divertirse a pesar del dolor muscular, a pesar de la derrota, a pesar de otros momentos innecesarios. Entrenadores fuertes y un gran sentido del humor. Joaquín caminó entre edificios con la confianza y la paciencia de un caminante de piernas rígidas. Entre dos mundos que, para él, eran iguales.

Joaquín siempre estuvo donde quiso estar. No era uno de esos futbolistas que se dejaba mecer por el mar y acababa de gurú en costas inesperadas. Dejó el grupo de su vida para ganar dinero y disfrutar de su talento. Nunca perdí el interés. Nunca volviste Él siempre estaba trabajando duro. Su sentido del humor coincidía con su competencia. No en vano quiso terminar su carrera futbolística con un video de celebraciones y revancha. Sin dobles sentidos, sin bromas. Joaquín quiere ser recordado por lo que es: uno de los jugadores más certeros que ha dado el fútbol español. Dos Mundiales después, una Copa de Europa, más partidos europeos. Lo suyo no se explica entre risas. En casa era algo muy serio.

Quiso dejarlo todo el pasado verano, pero la final de la Copa del Rey le entusiasmó. La habitación de los sueños lo ama. Te extrañaré, escribió borja iglesias. Joaquín, más que su aportación al cuadro deportivo, ya fue el apoyo del vestuario que convoca al gremio para explicar su reciente éxito deportivo. Real Betis de manuel pellegrini rodea el tótem que en unos meses deberá ser desmantelado. Es lo mismo con el fútbol. El camino está lleno de emociones. Qué rápido pasa el tiempo, repite sus palabras al despedirse.

El viejo héroe va con Joaquín. Un mensaje para otro momento. No es anhelo, es el fluir rápido de las cosas. El día 17 a media asta. Adiós con alegría. Hay despedidas que se sienten plenas. Hay anuncios llenos de futuro. El Betis echará de menos su imagen, pero para eso son las imágenes, para dejar un hueco en el espíritu de las estatuas. Poder decir: Vi a Joaquín levantar la Copa en la misma esquina. qeres futbol pero una coleccion de ausencias. Qué es el fútbol sino esperar que lleguen nuevas magias.

Joaquín jugó todo el tiempo que quiso y se fue. El final está tan cerca que lo enfrentaré en silencio… Creo que estás tronando. La hierba de los huérfanos está en sus zapatos. Benito Villamarn está de pie. Sin tragedias, ni fiestas de Halloween, ni bromas gran momento. Hoy es solo fútbol; y un saludo que enluta el talento, marchita los cadáveres, celebra el esfuerzo, aviva las ideas. Pronto la mano, lo que dijo el maestro tía. Se marcha Joaquín y, con él, un fútbol que no tiene precedentes. Un partido de fútbol perdido. Un partido de fútbol profundo y explosivo.

Según los métodos de

El proyecto de confianza

Saber más



Ver Más noticias…

Entradas similares