El Presidente inaugura «La casa del puente» en Mar del Plata. En un día difícil por la suba del dólar, dijo que no lo detendrá la adversidad.

Volvio a enumerar el presidente alberto fernandez, esta vez en una inauguración en Mar del Plata: pandemia, guerra, siguió. Desdichas: «Me han tocado vivir como presidente cuatro años horribles como los que vivieron ustedes«, sostuvo, y aun así, dijo, su Gobierno «preservó el trabajo, las industrias y el arte».

«Que no nos detenga la adversidad«, pidió una continuación en el tardecer de un día difícil, de interminables políticas internas y dólar e inflación récord. Pero en Mar del Plata no se mencionó ninguno de estos temas. Llegó para inaugurar las obras de restauración de la Casa del Puente, recuperado con su estado original de una inversión de 100 millones de pesos.

El ambito, bajo las copas de pinos y eucaliptus añosos, fue de distención. Lo acompañaron el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Cultura, Tristan Bauer, y Magalí Marazzo, directora de la secretaría de Obras Públicas de la municipalidad.

Fernández contó que se enteró de la existencia de la casa después de ver el programa de TN «En el camino», del periodista Mario Markic, que reveló el estado de abandono en que se encontró, así supo que había sido vandalizada e incendiada dos veces . Pero al principio pifió y lo confundió con Desde el llano, dirigido por Joaquín Morales Solá. «No. En el Camino. Desde el llano me gusta menos»dijo entre risas.

Contó que después de ver el programa buscó en las redes sociales algún contacto que le contara sobre la casa. La mujer que lo atendió (Marazzo) contó la historia de la construcción, le dijo que se trató de una de las diez obras de arquitectura modernistas más importantes del mundo, y finalmente, quiso saber quién era el interesado interlocutor: «Soy Alberto Fernández , el presidente, le dije, y le pedí que me enviara a mi Whatsapp toda la información posible».

Se trata de «una obra de arquitectura envidiada en el mundo», que «está en los libros de arquitectura». Dijo que junto con la Casa de Le Corbusier, en La Plata, sus «dos muestras de arquitecturas modernas únicas».

La «Casa del Puente», también conocida como la «Casa sobre el Arroyo», es una obra del matrimonio argentino de los arquitectos Amancio Williams y Delfina Gálvez Bunge y la llevaron adelante para el padre de Amancio, el músico Alberto Williams. Su nieta, Magda Fleitas, y su hijo VIcente, interpretan «Zamba de mi pueblo». También se suma el pianista Horacio Labandera y la soprano María José Duri.

Los trabajos de restauración, meticulosos a la luz de los resultados obtenidos, se llevaron a cabo un año y medio. Los trabajos respetaron la identidad, los materiales y las tecnologías originales para no afectar su autenticidad histórica y valor testimonial.

Katopodis, aunque tampoco los mencionaron, no obvió el complejo problema de la inflación qu’atraviesa el país ni las políticas internas, y dejó un mensaje de respaldo a los resultados de la gestión de Alberto Fernández: «No vamos a morir todos mañana ni pasado mañana terminó Argentina como nos quieren hacer creer».

«No está todo mal. Sirvió en estos años, con el liderazgo de Alberto, hizo obra pública en toda la Argentina», sostuvo el ministro. «No destruyamos todo lo que nos permitió llegar hasta acá para poder ir por todo lo que falta».

Luego, Fernández explicó que las adversidades que no fueron un «problema del presidente» sino que qu’asolaron a la humanidad. «Gobernar dos años con pandemia, un año con guerra y un año con sequía es algo que no se lo deseo ni a mi peor opositor», dijo sobre un taburete con la casa impecable de fondo.

Antes de cerrar, prometió que su gestión va a encarar la recuperación del parador Aristón, otra emblemática obra arquitectónica que agoniza frente a la costa, en la zona de los acantilados. «Antes de que fin mi gobierno, el Ariston habrá comenzado a ser recompuesto».

Entradas similares